Creatividad y psicopatología


Suele ser una pregunta de los estudiantes de Psicología: ¿por qué la creatividad es una faceta de una característica de la personalidad humana denominada 'psicoticismo' (o simplemente P para los amigos)?

Hay otras facetas vinculadas a P, como la agresividad, la frialdad, la impulsividad o el egocentrismo, pero no capturan la atención. La que destaca y despierta la curiosidad de los estudiantes es precisamente la creatividad.

Algunos 'artistas' que perdieron la chaveta, como Edgar Allan Poe, llegaron a declarar que la locura era la manifestación más sublime de la inteligencia humana. Se ha especulado con el trastorno bipolar, o incluso la esquizofrenia, de personajes como Beethoven o Newton. Y la ciencia se ha preguntado qué puede haber de cierto en la relación de la patología con la creatividad.

En un intento de encontrar alguna luz, el Instituto Karolinska de Suecia ha evaluado datos de 300.000 personas que entre 1973 y 2003 habían sufrido esquizofrenia, trastorno bipolar o depresión. Seguidamente se consignaron sus ocupaciones y se compararon con los datos de la población en general.

Resultado: quienes padecieron trastorno bipolar estaban sobre-representados en profesiones creativas. Los esquizofrénicos abundaban entre los artistas. La depresión no reveló nada interesante.

La tendencia estadísticamente significativa también se apreció en parientes, por lo que se aventuró una cierta contribución genética. El siguiente paso consistirá en 'cazar' los genes que pudieran estar detrás de la creatividad en relación a la psicopatología.

Pero, ¿por qué se produce esta chocante asociación?

Los delirios pueden ser parte de la explicación. El psicólogo Hans Eysenck se refirió a un fenómeno denominado 'sobre-inclusión'. La conexión mental entre ideas dispares, o las asociaciones remotas, es particularmente importante para la chispa creativa. Pero también constituyen una antesala de la psicopatología, de la psicosis. La línea que separa la sobre-inclusión controlada del descontrol psicopatológico puede llegar a ser demasiado delgada.

La teoría de Eysenck es plausible, pero los investigadores del Karolinska deciden lanzarse a una arriesgada especulación al referirse a las ventajas evolutivas de la creatividad. Tales ventajas ayudarían a explicar por qué la esquizofrenia no ha sido 'eliminada' durante el proceso evolucionista. Sugieren estudiar la fertilidad de las personas creativas: la predicción es que debería ser mayor de lo normal para compensar la baja fertilidad de los esquizofrénicos.


Así anda la investigación. Quienes tratan con enfermos mentales en centros especializados dudan. Para ellos esos enfermos no son más creativos en absoluto. Sin embargo, el argumento es inválido: la creatividad siempre se revela antes del episodio psicopatológico prácticamente irreversible al que los especialistas en trastornos mentales tienen acceso directo. Padecen sesgo de selección. Ver solamente una parte de la realidad, de la secuencia que compone el ciclo vital, conduce a importantes errores de apreciación.

Algo muy habitual, desgraciadamente, en el campo de la salud mental.

Publicar un comentario en la entrada

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP